La tendencia de usar “químicos” en la perfumería ha sido confirmada.

Prada lanza el nuevo Prada Luna Rossa Carbon, descrito como “una fragancia fougere iconoclástica que junta plantas destiladas con sintéticos.”

Nuevas moléculas sintéticas y, en general,  un reciente gusto adquirido por la química, es ahora más del gusto de los amantes del perfume, que la “naturalidad”.

Para todos aquellos que aún no están seguros, si se van por lo sintético o siguen con lo natural, hay una buena excusa, ya que después de todo, todo en este planeta es natural:

Su naturaleza contemporánea es todo: el Carbón es la base de toda forma orgánica en el planeta – deslumbrante u oscuro, diamante o grafito.

Prada Luna Rossa Carbon está forjada tanto como está mezclada – más fuerte que la mayoría de las piedras robustas, pero con la frescura del aire.” 

Prada Luna Rossa Carbon  es una fresca adición a la creciente familia de Luna Rossa. Está posicionada como un fougere mineral.

“Es una mezcla meticulosa: el cítrico verde de bergamota de Italia, las radiantes notas amaderadas de pachuli y el ámbar seco de ambroxan.

Es cítrico y picante, suave y verde, suelo húmedo y roca. La lavanda se encuentra en el corazón de todas las fragancias Luna Rossa – sus clásicas notas metálicas usadas de una forma radical y moderna."

Prada Luna Rossa Carbon:
bergamota, cítricos, pimienta
lavanda
pachuli, Ámbar seco (Ambroxan)

La presentación y la campaña son impresionantes, basadas en interpretaciones visuales oscuras y “palpables” de algo tan volátil, invisible y aun así, esencial.

El acabado mate de la parte inferior de la botella comunica nuestra imagen más común del Carbón, grafito y lanza una cadena de asociaciones con modernos dispositivos y diseños preferidos por el hombre.